La creciente demanda de las técnicas de reproducción asistida

INCREMENTO-DEMANDA-TECNICAS-REPRODUCCION-ASISTIDA

En ocasiones, algunas parejas o mujeres que sienten la llamada del instinto maternal y paternal presentan dificultades para engendrar un hijo de forma natural. En estos casos, los centros clínicos ponen a su disposición gran variedad de técnicas de reproducción asistida que harán posible que su sueño se haga realidad.

La demanda de estos servicios asistenciales se ha incrementado en los últimos años debido, en parte, a factores como la mayor frecuencia de consultas gracias a la mayor accesibilidad de servicios altamente especializados y a una creciente confianza en su eficacia. Además, en esta subida de la demanda ha influido el aumento de la denominada “edad reproductiva social”, causada por el retraso de la mujer a la hora de establecer uniones estables dando prioridad al mundo laboral y por el uso de anticonceptivos para postergar las gestaciones, así como el incremento de solicitudes de estas técnicas por parte de mujeres sin pareja masculina.

Siguiendo las recomendaciones de la SEF y en consonancia con la definición de esterilidad, las pacientes que, después de un año de intentos, no hayan logrado una gestación, deberían solicitar ayuda médica para descartar la posibilidad de alguna limitación de la capacidad reproductiva.

Sólo en algunos casos se aconseja que los pacientes realicen la consulta antes de que haya pasado ese año, como, por ejemplo, en el caso de las parejas afectadas por trastornos de la fertilidad conocidos o evidentes. Además, otras excepciones son las mujeres con 35 años o más años -es decir, con edad reproductiva avanzada-,  y las parejas infértiles o con antecedentes reproductivos desfavorables. En este último caso nos estamos refiriendo a las pacientes que hayan sufrido más de dos abortos, partos de fetos inmaduros o grandes prematuros; las que ya tengan hijos con anomalías congénitas o aquellas personas que sean portadoras o estén afectadas por enfermedades transmisibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *