¿Debe incluirse el test de fertilidad en las revisiones ginecológicas?

estudio-fertilidad-mujer

La falta de óvulos a edad temprana, causa principal de la infertilidad femenina

Expertos en reproducción asistida lo consideran imprescindible para garantizar la maternidad de aquellas mujeres que deseen ser madres a partir de los 30

Un diagnóstico de infertilidad supone una de las peores noticias que se reciben en una consulta médica. El deseo de ser padres es una de las mayores aspiraciones vitales, sobre todo de la mujer, a quien naturalmente corresponde el proceso de la gestación.

En muchas ocasiones, el proyecto de pareja se ha cimentado sobre la base de construir una familia y, por lo tanto, sin la llegada del bebé se considera fallido, todo un fracaso. En otras, se pospone la maternidad a causa de la dificultad para encontrar la pareja adecuada o bien por la imposibilidad de compaginar la crianza con las responsabilidades laborales.

Vitrificación de óvulos

La vitrificación de óvulos, el último logro de la reproducción asistida, ha supuesto una verdadera revolución para estas últimas mujeres, quienes por distintos motivos han tenido que retrasar su embarazo. La técnica consiste en congelar los propios óvulos femeninos para implantarlos en el momento en el que la mujer lo desee, ya que estos no pierden su valor reproductivo, es decir, “no caducan”.

Los óvulos se mantienen almacenados “sine die” en un tanque de nitrógeno líquido, tras ser sumergidos a una temperatura de – 196º, según explica la directora médica de Clínicas Eva, Isabel Santillán.

La doctora advierte que es a los 35 años cuando comienza a disminuir a la producción de óvulos, pero quiere llamar a la atención de quienes deseen ser madres en un caso muy concreto: el fallo ovárico prematuro.

Fallo Ovárico Prematuro

Las mujeres nacemos con una reserva ovárica concreta, estimada en general en un millón de óvulos. En cada ciclo menstrual perdemos unos mil y así al llegar a los 35 años tenemos una reserva del 10%. ¿Pero qué ocurre cuando no tenemos esa cantidad original? Nuestras posibilidades de ser madres se reducen con la edad.

Se trata del llamado Fallo ovárico prematuro, que puede detectarse con un test de fertilidad, necesario para conocer nuestra reserva de óvulos. Cuanto antes ser realice dicho estudio más posibilidades tendrá la mujer de preservar su maternidad.

Desde Clínicas Eva insisten en su valor diagnóstico y continúan con su campaña de concienciación, regalándolo este mes a aquellas mujeres que hayan comenzado a pensar en su maternidad.

No son pocos los expertos en esta materia que consideran el test de fertilidad una herramienta diagnóstica básica que debería incluirse en las revisiones ginecológicas habituales a partir de los 30 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *