Conoce las causas de la esterilidad humana

foto-estirilidad

“La esterilidad afecta al 15% de la población en edad reproductiva de los países occidentales, es decir, a una de cada seis parejas, y experimenta una evolución creciente”. Ésta es una de las afirmaciones recogidas en la guía “Saber más sobre fertilidad y reproducción asistida”, escrita y editada por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

A través de esta guía, el público general puede conocer más sobre las “causas” de la esterilidad –denominados “factores causales” en términos de medicina reproductiva-, el proceso de diagnóstico y la diversidad de técnicas de reproducción asistida.

Este manual toma como punto de partida la definición de esterilidad entendida como “la incapacidad para lograr gestación tras un año de relaciones sexuales con frecuencia normal y sin uso de ningún método anticonceptivo”.

Factores causales de la esterilidad

En los países industrializados, las causas más frecuentes de esterilidad son el factor masculino (entre el  25 y 35% de los casos), el factor ovulatorio (25% de las pacientes), el factor tubárico y peritoneal (17-20% de los pacientes) y la endometriosis, es decir, formación de mucosa uterina en órganos distintos del útero (5-15% de las parejas).

En algunas ocasiones, la esterilidad puede deberse  a más de un factor causal (entre el 20 y el 60% de los casos), en otras, simplemente no se encuentra origen o causa aparente (hasta en el 20% de los casos).

Tal y como menciona la guía de la SEF, la probabilidad de gestación espontánea se puede ver reducida por alteraciones que pueden afectar a la producción de gametos masculinos -ausencia de producción de espermatozoides, así como alteraciones del número, movilidad y morfología de los espermatozoides- y femeninos, como la anovulación, trastorno provocado por el síndrome del ovario poliquístico y el fallo ovárico prematuro, entre otros motivos.

A veces, la causa de la esterilidad es una interacción no eficaz entre gametos ocasionada por problemas de erección y eyaculación o por otro tipo de alteraciones, ya sean de la vagina, porque impide o dificulta el coito; del transporte espermático en el aparato genital masculino o femenino; de la captación del ovocito por la trompa de Falopio o simplemente de la fecundación.  Por último, las alteraciones en la capacidad del embrión ya fecundado a la hora de implantarse y desarrollarse constituyen otro motivo común de esterilidad.

Incremento de la esterilidad

Además de los factores mencionados, la SEF apunta en esta guía que “la edad avanzada de las mujeres con deseo reproductivo” es la principal causa actual del incremento de la esterilidad.

Para entender la anterior afirmación, hay que tener en cuenta que “la fertilidad de la especie humana varía con el tiempo y que está claramente limitada por la duración efectiva de la capacidad reproductiva de la mujer”, que presenta su máxima fecundidad entre los 20 y los 30 años. A partir de esa edad,  las mujeres comienzan su “declive fisiológico de la fecundidad”, de una forma mucho más pronunciada a partir de los 35 años, y más aún desde los 38 años.

De hecho, este incremento de la denominada “edad reproductiva social” tiene como origen el retraso de la mujer a la hora de establecer uniones estables, así como el uso de anticonceptivos para retrasar las gestaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *